He comenzado a convencerme de que estamos equivocados. 100% EQUIVOCADOS. Estamos tratando de pelear con el PODER usando sus mismas herramientas y eso no nos ayuda. Usando la misma CONSTITUCIÓN, que gracias a años de amañamiento juridisprudencial (que Dios me perdone si esa palabra existe en Español), los poderosos han logrado darle la vuelta y agenciárselas para que los beneficie a ellos y no a nosotros.

¿Por qué no probamos con la ironía y el sarcasmo que ellos tanto usan, modificado para satisfacer nuestras necesidades? Por ejemplo, cada vez que Donald Trump hace algo contra los inmigrantes, le mentamos su bisabuela y le decimos hasta del mal que va a morir… lo cual hace reír al Donald, porque es una reacción predecible. Es, ni más ni menos, lo que él espera.

¿Por qué no, en vez de eso, enviarle mensajes de agradecimiento como este a continuación?:

“Gracias Dios y Líder Único de las Alturas, querido Donald, por pisotear nuestros derechos, por odiarnos tan acérrimamente que nos llevas a quererte con desesperación y locura, por hacernos conscientes de que si no somos blancos, rubios y ricos no somos seres humanos…, pues sin tí, jamás hubiésemos concientizado eso”.

… de inicio la descerebrada Bestia puede incluso que se lo crea y hasta lo disfrute, pero cuando se de cuenta (o “cuando le caiga el 20“, como dicen los mexicanos), se le va a revolver la bilis en su abultado estómago.

O qué les parece si a nuestro amado Vicepresidente, que tanto odia a los LGBTQ, le comenzamos a mandar mensajes como este:

“Querido Mike, un millón de gracias por ayudarnos a entender qué hacer con nuestro hijo gay y esa terapia que según afirmas podría convertirlo en macho, machín, machito de a de veras. Y no te preocupes querido VP, si luego de eso a nuestro hijo le salen 3 orejas y 7 testículos, pues seguiremos apoyándote, pues más vale tener un hijo monstruo, que un hijo gay. Te amamos Mike”.

O si todos le escribimos a Moscow Mitch, el líder de la mayoría del Senado un mensaje parecido a este:

“Querida Parca, nos molesta ese apodo tan feo que te han puesto, pues nadie como tú ha luchado por nosotros, preservando la vida de los millonarios y bendecidos de este mundo… claro tú y nosotros sabemos que la vida de los hijos de esos pobres blancos inadaptados, o de los negritos, o de los latinos, pues no vale nada. Y te damos más gracias aún por facilitar que Moscú se entrometa en nuestras elecciones, pues como bien anunciaba una maravillosa vieja película de ellos, “Moscú no Cree en Lágrimas”… sólo en ganar las elecciones para el candidato que más pueda debilitar la democracia, el bienestar y el desarrollo de los países líderes del Oeste. Gracias, muchas gracias por venderte tú para preservar nuestro bienestar. Ese sacrificio sólo es comparable al de Cristo… bueno, entre tú y yo, el tuyo es un sacrificio tantito más grande”.

Y si siguiéramos así, con todos los Congresistas (republicanos y unos cuantos demócratas) vendidos al mejor postor que les compra votos y elecciones…

¿Qué pasaría si recibieran mensajes como esos 100 veces al día, mil veces, un millón de veces al día? Yo no lo sé, pero les aseguro que vale la pena intentarlo.

.

Nota: Si te gustó este artículo ayúdanos a divulgarlo entre tus familiares y amigos y si no quieres perderte las publicaciones del Dr. Tejeda, puedes seguirlo en su Página Oficial de Facebook, o en su muro personal.