Se me ha ocurrido hacer una pregunta a todos mis amigos y amigas: ¿Te sientes verdaderamente una persona VALIENTE? Y me imagino a la mayoría diciendo que sí, porque realmente son personas buenas, con valores humanos extraordinarios, con compasión por el prójimo, con deseos de luchar por un mejor planeta y una sociedad más justa social y económicamente.

Entonces, como en mi caso no coincido totalmente, les presento al gran COBARDE del Siglo XXI. YO. Creo que estamos como estamos porque a muchos de nosotros nos falta (pero para no ofender, voy a hablar sólo de mi persona)…, porque a MÍ me falta valor para ser más consecuente con lo que pienso, para expresar opiniones que no son populares y no me van a dar «Likes«, sino que me van a generar problemas y cuestionamientos; porque temo perder viejas amistades que han llegado hasta aquí conmigo, pero no están dispuestas a dar un paso más allá, a enfrentrarse de verdad al sistema y no seguir solo a pura bravada de redes sociales.

Sí, esos que están del lado de los pobres, los desprotegidos, los jodidos, solo mientras no incomode mucho a los poderosos, y mientras no les perturbe la comodidad que han creado en su burbuja.

Las cosas están como están por COBARDES como yo, que priorizamos la tranquilidad actual de la familia por encima del futuro de los nietos de todos; por los que como a mí, les falta valor para declararse en total rebeldía contra una sociedad para la que tener y portar armas es un derecho, pero ser atendido médicamente no lo es; donde hay 27 millones de personas sin Seguro Médico y más de 70 millones no van al médico hasta el último momento porque no pueden pagar los oprobiosos costos de los co-pagos, los tratamientos y las medicinas, una sociedad donde encarcelar personas es un negocio más lucrativo que educarlas; donde la familia más rica del mundo (Walmart) paga salarios tan miserables que un alto porcentaje de sus empleados tienen que solicitar al Gobierno vales de despensa.

El mundo está tan mal por COBARDES como yo, que prefieren olvidarse de los Panama Papers, pues hay involucrados personajes de la política, la empresa, la sociedad y la cultura… tan importantes que me pueden borrar de la faz de la tierra.

Por cobardes como yo que prefieren tragarse la píldora de que el pedófilo Jeffery Epstein se suicidó en una cárcel de máxima seguridad dos días después de haber transferido 550 millones de dólares a ciertas islas del Caribe y que seguimos diciendo que el ex Presidente Bill Clinton fué de los mejores de la historia por haber levantado la economía, sin importar que estuvo 26 veces en el avión del connotado pedófilo y se alega con mucha probabilidad que también visitó su Isla privada donde pululaban jovencitas menores de edad.

Admiro la actitud de los que han decidido no temer más, no conformarse más, no ser tan moderados (sobre todo cuando lo que está en juego no es su bienestar, sino el de otros… por ahora). Admiro a los que quieren construir sin medias tintas, a los respetan la fuerza de los argumentos y se enfrentan decididamente a los «argumentos» de la fuerza.

Admiro a los VALIENTES de este mundo, pero no me limito a eso. Advierto a todos que en los próximos días tengo planeadas varias visitas al Supermercado de la Dignidad a comprar varias libras de VALOR…, pero no te preocupes, te dejaré allí unas cuantas para tí, incluso ya pagas, por si te animas.

 

en_US
es_ES en_US