Anoche, luego de escuchar el video, o mejor dicho, la creíble grabación del interrogatorio al cubano residente en EEUU, JAVIER CASO, por parte de la Seguridad del Estado cubana, no pude conciliar el sueño. Me lo impidió una mezcla de rabia, impotencia… y sobre todo de TRISTEZA y de cuestionamientos personales.
 
Nosotros, un gran grupo de los que vivimos “fuera” estamos luchando en un medio hostil contra el bloqueo / embargo de 60 años y las medidas TRUMPIANAS que afectan a nuestros hermanos en la Isla, buscando acercamientos, diálogos y entendimientos; tratando de construir puentes, cuyos pilares son el respeto y la sobreposición de HUMANIDAD por encima de IDEOLOGÍAS, aún cuando la mayoría de nosotros defendemos y creemos en una plataforma política DIFERENTE a la línea oficialista cubana. Nos exponemos a recibir ataques e injurias personales (a nosotros e incluso a nuestras familias) proclamando que primero se hace PATRIA y después se hace POLÍTICA, que la FAMILIA y nuestra GENTE linda de Cuba es lo PRIMERO, por encima de todo lo demás.
 
Es cierto que “NADIE NOS LO HA PEDIDO” y por eso no pretendemos ni agradecimientos ni reconocimientos. Nos oponemos a los que pretenden sumir a nuestro pueblo en más hambre y miseria para que así se rebelen porque lo consideramos INMORAL. Nos oponemos a quienes vierten sangre sobre los bustos del Apóstol porque denigrando al más trascendental de los cubanos no se hace Patria. Declaramos públicamente que seguiremos viajando a Cuba y apoyando a nuestras familias porque lo consideramos nuestro DEBER y estamos tratando de crear, organizar un Fondo Apolítico de Ayuda Permanente a Cuba (en medio de dificultades en las dos orillas que aún no sabemos bien como sortear) porque lo sentimos parte de nuestro DEBER ciudadano.
 
¿Y qué hace el Gobierno cubano? En vez de tomar acciones que contrarresten las burdas medidas trumpianas y las cínicas propuestas otaolistas, como (y sólo voy a mencionar las que nos involucran a los de “afuera”) la disminución del precio de los pasaportes; la equiparación de aranceles aduanales a niveles aceptados mundialmente; el levantamiento de la prohibición de viajar a Cuba de muchos que llevan años sin poder ver a sus familiares por haber cometido el único delito de “no estar de acuerdo” “salir ilegalmente del país” o “desertar” de una misión; de permitir de una vez (con garantías y de manera legal, porque ilegalmente a través de terceros ya se hace) la pequeña y mediana inversión de ciudadanos cubanos en su país de origen; de anunciar que pondrán autobuses en el aeropuerto de La Habana a precios razonables que nos permitan seguir visitando a nuestros familiares en las provincias, y muchas más cosas que podrían hacerse sin tanta dilación…, pues no, ESO NO ES LO QUE HACE.
 
En lo que se entretienen es en CENSURAR y sacar a un artista de un show muy popular de televisión porque hizo una broma sobre lo que sucedió en el mercado de Cuatro Caminos (parte por ineficiencia de ellos y parte organizado desde “retrogradolandia“); en mantener el DECRETO 349, la acción gubernamental que más animadversión (y consenso) ha provocado entre intelectuales y creadores cubanos, mismo que fue diseñado para aumentar el control y reservar el monopolio ideológico del estado cubano sobre todo tipo de actividad cultural y que pone en tela de juicio la capacidad del Estado cubano de adaptarse a un nuevo panorama de circulación de la cultura; y en protagonizar INTERROGATORIOS como el que mencionamos al inicio y que está provocando RECHAZO a nivel mundial, entre cubanos y no cubanos, entre enemigos y también entre AMIGOS.
 
No puedo decir NO IMPORTA, porque SÍ IMPORTA y mucho, pero a nuestros hermanos y hermanas en la Isla les ratifico que aún así, seguiremos viajando y les seguiremos apoyando a ellos, que no merecen ser víctimas de TANTO y de TANTOS. A los de acá, les pido que no desfallezcan en su lucha, en su apoyo, pues si fuera fácil, no se necesitaría de gente tan valiente y de tan gran corazón como ustedes. Y a los que, desde ALLÁ están monitoreando las redes sociales les pido un minuto de HUMILDAD y CORDURA para que reflexionen sobre lo que están haciendo, cómo lo están haciendo y lo que están provocando. De todos los tipos de INSOMNIOS que conozco, el peor es el de los TRISTES, porque nunca, nunca, nunca se pueden prever sus consecuencias.
es_ES
en_US es_ES